La fotografía tiene un poder de comunicación que va más allá de lo que podamos describir con palabras. Ya lo dice la frase: “Una imagen vale más que mil palabras”. Y en el ámbito del personal branding este principio se lleva a su máximo exponente ya que no hay mejor modo de transmitir la esencia de una persona que por su mirada, rostro y pose en general. Por ello, en este post me gustaría hablarte de todo lo que he aprendido sobre fotografía para marca personal en todos estos años en los que he ido trabajando la mía propia y la de mis clientes.

¿Por qué es necesaria la fotografía para marca personal?

Puedes tener una web, un logo, unos colores, una tipografía, un tono comunicativo y otros tantos recursos para mostrar la esencia de una marca, pero cuando se trata de una marca personal hay algo que no puede faltar: ¡la fotografía de tu rostro! Dicen que la cara es el espejo del alma, y eso es lo que tu público quiere ver. Tus expresiones, el brillo de tus ojos, muecas, posturas… todo esto transmite mucho mejor que cualquier otro recurso gráfico lo que quieres contar: quien eres, qué valores tienes, qué sabes… 

Hacerte una sesión de fotos cada cierto tiempo, cuando notes que tu marca ha cambiado, has crecido y quieres transmitir nuevas ideas es esencial. Y todo eso debe quedar reflejado en tu presencia online y offline a través de todos los recursos de tu marca:

  • Foto de perfil de redes sociales
  • Página web o blog
  • Curriculum
  • Propuestas para clientes
  • Presentaciones para charlas
  • Entrevistas en medios
  • Libros
  • Anuncios
  • etc.

¿Cómo tener las mejores fotos para mi marca?

Desde mis primeras fotografías caseras hasta que pasé a contar con fotógrafos principiantes y desde hace unos años con verdaderos expertos, la evolución de mi marca personal ha notado el cambio en cuanto a imagen. A continuación, reúno los principales aprendizajes que he adquirido desde mis comienzos y me han permitido mejorar año a año este aspecto de mi marca personal:

Elige un buen fotógrafo:
No solo el presupuesto es importante (que lo es, y recuerda que debes invertir también en escenarios, vestuario…) sino que realmente conectes con él y sepa captar lo que quieres transmitir. Hay fotógrafos que son maravillosos técnicamente pero que no están acostumbrados a hacer fotografía profesional para tu nicho. Tenlo en cuenta y trata de explicar la importancia que para ti tiene reflejar determinados valores y escenarios de tu vida.
Crea tu paquete a medida:
Los fotógrafos te ofrecerán distintos paquetes en función de lo que tu realmente necesites. Por ejemplo, puedes pedirles las fotografías en bruto, o bien, que te las pasen retocadas con ciertos estilos, con fondo transparente o incluso que te hagan los formatos necesarios para usar en redes sociales y otros espacios que necesites. Todo depende en gran medida de ti, tu presupuesto, tu tiempo y tus conocimientos en fotografía.En mi caso suelo hacer paquetes pidiendo esto:

  • 3 horas en un estudio
  • 5 cambios de ropa
  • TODAS las fotos sin editar (mismo día o en primeras 24 horas)
  • 10 fotos editadas
  • Precio para edición de fotos adicionales
Inspírate y prepárate
Hay fotógrafos excelentes que pueden guiarte y ayudarte con prácticamente todo, incluso la elección de escenarios y vestuario. Pero es importante que tengas tu propio board de inspiración para que realmente el fotógrafo entienda cual es el concepto que quieres transmitir. Para ello, puedes usar una presentación de PowerPoint o un board de Pinterest donde ir poniendo las imágenes que te inspiran.Te recomiendo buscar referencias en:
Redes sociales de personas que admiras, hashtags y webs de fotógrafos.Luego, no olvides practicar frente al espejo las poses para verte si realmente te sientes cómodo.
Invierte para conseguir un buen resultado
El vestuario, y en general el estilismo, e incluso la selección de escenarios y el avituallamiento, puede suponerte un gasto extra si no lo has tenido en cuenta desde un primer momento. Muchos fotógrafos lo incluyen en sus servicios, pero te recomiendo comparar precios y ver distintas opciones. Para temas a avituallamiento y vestuario puedes optar por el alquiler para abaratar costes, y para el escenario puedes llegar a acuerdos con hoteles y otros espacios privados donde poder realizar la sesión.
¡Diviértete en la sesión!
Puede parecer un consejo sencillo pero… os aseguro que en ocasiones es lo más complicado. Si estás estresado o agobiado con algo… ¡se notará en las fotografías! Te recomiendo que te tomes un momento previo para relajarte y te concentres 100% en lo que estás haciendo, en el presente. No pienses en nada pasado o futuro que te pueda limitar. Olvídate de pensar en: ¿servirá con estos poses? ¡esa cara que he puesto es fatal! Hasta que no estén las fotos listas y en tus manos no puedes juzgar.
Y no olvides, antes que nada, hablar con el fotógrafo para que todo quede claro y no haya malos entendidos durante la sesión, y pedir música que te anime a ser como eres tú.

Caso práctico: Ideas de fotos para tu próxima sesión

Cada año organizo una sesión de fotos con la que tener recursos visuales para todos mis productos, eventos donde voy de speaker, anuncios, redes sociales… Lo suelo hacer siempre tras un ejercicio de mindset donde valoro lo que he conseguido en el último año y pongo visión en mis objetivos anuales. Para esto, la ayuda de mi coach es crucial. Es el momento idóneo para hacerme fotografías pues estoy en un estado de querer contarle al mundo todo lo que he planeado y quiero lograr.

En función de todo esto pienso en lo que quiero transmitir y sigo todos los pasos anteriormente descritos: busco él fotógrafo adecuado, le cuento a mi estilista y a mi personal shopper lo que necesito en cuanto a imagen, pienso en las poses que quiero fotografías… ¡y comienza la diversión!

Este año he querido dar un salto y mostrarme tal y como soy: transparente, cercana y natural. Por ello, todo comenzó con un cambio de look que me devolvió mi pelo castaño natural tras años de rubia. También opte por un maquillaje y peinado natural, así como por expresiones en mi cara que me muestran tal y como soy, con mis patas de gallo y todo.

A continuación puedes ver el resultado de algunas de las fotografías de la sesión: La foto principal para usar en el perfil, la de cuerpo completo para web, presentaciones, propuestas…, la de portada para una revista o cartel de speaker, las de mis expresiones más comunes para redes, las que me muestro tal cual trabajando, y las que más me gustan, las divertidas llenas de muecas naturales que uso continuamente porque soy muy expresiva. Por último, yo también hago fotografías señalando para web, landing pages, anuncios… porque de verdad he visto que los CTA con este tipo de fotografías funcionan realmente bien.

fotografía para marca personal

fotografía para marca personal

Ejercicio final: Paso a paso para planificar tu próxima sesión de fotografía para marca personal

Ahora llega tu momento de inspirarte y dar rienda suelta a tu imaginación para poner en marcha tu próxima sesión de fotografía para marca personal. Sigue estos pasos:

  1. Define las fotografías que necesitas y lo que quieres transmitir con ellas
  2. Inspírate con mis fotografías y otras para definir los poses que vas a utilizar
  3. Piensa en el estilismo y los espacios que necesitas para tu sesión
  4. Busca 3 fotógrafos y pídeles presupuesto con los requerimientos que tienes
  5. Relajarte y disfruta de la sesión

Y por último, no te olvides leer mi:

Guía: Qué es y cómo crear una marca personal

0

The post GUÍA: Todo lo que necesitas saber sobre fotografía para marca personal appeared first on Vilma Núñez – Consultora Estratégica de Marketing.

Deja un comentario

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú